¿Qué es el Rodio y porque se bañan las joyas?

El rodio es un metal de transición blanco plateado. Tiene la distinción de ser el metal precioso más caro del mundo. Su número atómico de 45 y es casi tan no reactivo como el oro. La única manera de disolver el rodio es con ácido sulfúrico. Parte del atractivo del rodio proviene de su alta reflectancia, casi única entre los metales.

El rodio fue descubierto en 1803 por William Hyde Wollaston, quien lo aisló del platino. Le puso el nombre por el latín Rhodon, que significa rosa. Wallaston fue también el descubridor del paladio.

El rodio cuesta unas seis veces más que el oro en peso. Nunca se encuentra en forma mineral, sólo se encuentra en cantidades mínimas dentro de los minerales de platino o níquel. El 80% del rodio del mundo proviene de Sudáfrica, y la producción mundial de este metal es de sólo unas 20 toneladas al año.

El rodio en la joyería

A veces se utiliza como una alternativa al oro y la plata en joyeria, pero no es común debido a su precio. Algunos de los artículos de joyería más caros del mundo están fabricados con rodio.

El rodio es un metal duro de color blanco plateado que a menudo se encuentra en los minerales de platino. Es el metal precioso más caro. En su estado sólido natural, el rodio es demasiado difícil de trabajar, pero se utiliza como aleación en la fundición de platino y paladio.

¿Qué es el baño de rodio?

El rodio es un proceso de deposición de metal utilizado para recubrir materiales con una capa decorativa y protectora de rodio. El rodio es un metal noble que confiere un acabado extremadamente brillante y resistente cuando se aplica como revestimiento.

Cuando se aplica como una placa delgada, proporciona un acabado duradero de brillo excepcional. Los acabados de rodio pueden mejorar en gran medida la apariencia y longevidad de cualquier metal al que se aplican.

En la década de 1930, algunos fabricantes de cubiertos comenzaron a utilizar la galvanoplastia de rodio para producir cubiertos de plata esterlina que no requerían un pulido frecuente. El uso de la galjanoplastia de rodio se extendió a la joyería de oro blanco y plata esterlina como un medio para crear una superficie altamente duradera y resistente al deslustre.

El método más utilizado para aplicar acabados de rodio es el proceso de galvanoplastia. Esto implica sumergir el material del recipiente en un baño calentado de solución de metalizado a base de rodio y hacer pasar una corriente eléctrica a través del baño utilizando el recipiente como cátodo o electrodo negativo. Este proceso hace que el rodio de la solución se adhiera permanentemente a la superficie del recipiente. Las soluciones galvánicas de rodio consisten típicamente en sulfato de rodio, ácido sulfúrico y agua.

Cuidar las joyas rodiadas

Sin embargo, es importante ser consciente de que el rodio no durará una eternidad. La vida útil variará y dependerá de una serie de factores, entre los que se incluyen la cantidad de desgaste que recibe la joya, el grosor original del recubrimiento, la química individual del cuerpo, la calidad del recubrimiento y el color del oro subyacente. El revestimiento de un artículo que está sujeto a mucho desgaste o fricción, como un anillo, puede durar sólo de 6 a 24 meses, mientras que un collar, broche o pendientes que entra en menor contacto con la piel o los elementos, o que simplemente se usa menos, puede retener su revestimiento durante diez años o más.

Para asegurar que la joyería bañada en rodio dure el mayor tiempo posible, manténgala limpia con una mezcla de champú líquido suave y un poco de agua. Nunca use limpiadores químicos en artículos chapados en rodio, ni limpiadores ultrasónicos que utilicen productos químicos. No utilice paños de pulido para joyas de oro o plata y asegúrese de que las piezas no estén en contacto regular con superficies duras. No abrasivo, sin pelusas, sin rayas, los paños de microfibra son ideales. Deje secar todo el maquillaje y el perfume antes de ponerse las joyas. Lave con agua cualquier maquillaje de las joyas y guárdelo en una caja protectora para evitar que se dañe y se desgaste cuando no lo use. Cuidadosamente cuidadas, las joyas chapadas en rodio conservan su fantástico acabado blanco, altamente reflectante, y usted puede disfrutar de su belleza durante años.

 

Por |2018-09-22T21:15:50+00:00septiembre 22nd, 2018|Uncategorized|Sin comentarios

Deja tu comentario